top of page

LA limpieza en casa, un acto de amor o una causa de angustia familiar o personal

Te presento a Sofía, en sus 30 y póngales, ejecutiva y ama de casa, casada, y con sus hijos pequeños, Tomás y Martina, diariamente revisa su agenda y planifica las tareas del día, se prepara para enfrentar los desafíos y las alegrías que la esperan.



Como comienza su jornada con una reunión para organizar las actividades de la familia y coordinar los eventos del día. Planifica comidas, gestiona citas médicas y se asegura de que todos tengan lo necesario para enfrentar sus responsabilidades diarias, esto es crucial para mantener el equilibrio en el hogar.


Tras la reunión, se sumerge en las labores administrativas del hogar. Paga facturas, organiza el presupuesto y se asegura de que todo esté en orden. Este aspecto de su trabajo requiere paciencia y atención a los detalles, pero sabe que es fundamental para el bienestar general de la familia.


En la tarde, se enfoca en su papel como coordinadora logística. Coordina las actividades extracurriculares de los niños, planifica las compras del supermercado y se asegura de que todos tengan ropa limpia y lista para la semana se convierten en una danza organizada que requiere habilidad y eficiencia.


Hasta este momento no hemos denotado en ningún momento todavía su trabajo real como publicista de una firma internacional de zapatos, creo acá firmemente que hablamos de un día habitual donde se mezclan las tareas del hogar y de la oficina, y no sabemos cual está más enfocado, obviamente por las múltiples labores.


La tarea que algunos podrían considerar menos glamorosa pero que Sofía valora enormemente es la limpieza en casa, esta actividad Sofía hace muchos años ya tiene a sus aliados para la limpieza, ella ha encontrado en Ofilimpia la forma de descargar este peso, que si bien le gusta realizar la limpieza en casa, el tiempo es esquivo para ella y con Ofilimpia y sus planes de limpieza para hogar, encontró el tiempo y presupuesto perfecto para delegar la limpieza.


Al final del día, cuando el último rayo de sol se despide, Sofía disfruta de su sala limpia y organizada. El cansancio se siente, pero está acompañado por una sensación de satisfacción y logro. La limpieza en casa no es solo una tarea más; es el toque final que transforma su hogar en un santuario acogedor, nuestro personal se enfoca en cubrir cada detalle que le permite a personas como Sofía, disfrutar cada espacio de su casa diariamente.


Para mí en particular, la limpieza en casa representa mucho más que una tarea, es nuestra forma de vida, en Ofilimpia, inculcamos a nuestros colaboradores que la limpieza es un acto de amor y dedicación, un compromiso con la creación de un espacio limpio donde todos puedan sentirse seguros, cómodos y queridos. Cada rincón limpio y organizado cuenta una historia de esfuerzo y cuidado, y al final del día, cuando un cliente como Sofía se recuesta en su cama recién hecha, sabe que su hogar es un refugio en el que pueden encontrar paz y felicidad.


Cuando un cliente nos escribe luego de una larga jornada de trabajo, y se toma el tiempo de decirnos gracias, va más allá del valor que nos cancelan por nuestro servicio, sabemos que hemos contribuido a que una angustia, se transforme siempre en un momento de paz y amor; eso es lo que hace diferente los servicios de limpieza ofertados por Ofilimpia.


Martín Loor



7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page